Ir al contenido principal

TURISMO DE MERCADILLOS TRADICIONALES. GRADO.

La villa asturiana de Grado es conocida por sus habitantes como Grao. Se encuentra a escasa distancia de la capital provincial y es famosa por sus mercadillos. Nada menos que tres veces a la semana se celebran, en miércoles, jueves y domingo. Al igual que en Cangas de Onís, el día fuerte es el domingo, cuando todo el comercio local permanece abierto. Eso sí, en Grado se descansa los lunes todo el día y los miércoles por la tarde. El caso es que Grado no tiene precisamente vocación turística y la mayor parte de los visitantes proceden de las inmediaciones, ya que la villa es cabecera de comarca y tiene una zona de influencia muy grande. Por aquí pasa la carretera nacional 634 que antaño era paso obligado para viajar a Galicia desde Oviedo; ahora se llega desde Grado a Oviedo en menos de 20 minutos por autopista. No obstante, los domingos es casi más recomendable llegar en tren o en autobús, más que nada porque el aparcamiento puede convertirse en una tortura.

En Grado hay muy buen comercio y el motivo de acudir a su mercadillo podría ser el de adquirir excelentes productos de la huerta, como las alubias para fabada, que aquí son óptimas y tienen precios sin competencia.

El casco antiguo de la población es laberíntico y no muy bien señalizado para coches. Hay zonas peatonales muy bien cuidadas y algunos edificios bastante notables. Nada está pensado para el viajero pero sí muy orientado a la población local. Curiosamente destacan las confiterías por su buen nivel y aquí se puede comprar el popular tocinillo elaborado en Grado desde hace muchos años. En la confitería Pastur tienen precios atractivos y un café exquisito. El nivel de acogida para el turista es bueno y la gente se desvive por ayudar.

En Grado tenemos un par de opciones interesantes para comer. Por una lado "Pimienta y Clavo", junto a la estación de autobuses, restaurante muy frecuentado y con un menú diario a 9 euros y de fin de semana a 15 euros (de platos más elaborados). En el mismo cogollo del centro tenemos a "De Miguel", con una oferta gastronómica apetecible basada en menús para dos y buen servicio de cafetería. Por cierto que los sábados por la noche hay movida de calidad.

El viajero que pasa unos días en Oviedo puede hacer esta excursión preferentemente por la mañana y regresar a la capital o bien continuar hacia Pravia y Cudillero por la carretera que atraviesa el fresero municipio de Candamo.

El que llegue en coche podrá contemplar en directo el funcionamiento de las turborrotondas instaladas en la villa y que dan bastante buen resultado. El viaje en tren es muy agradable y por un trazado pegado al río Nalón desde Trubia. No está mal combinar tren con bus para ida y vuelta. Grado está al Oeste de Oviedo, para orientarnos mejor.

Tampoco es que sea yo un gran conocedor de Grado pero voy lo suficientemente como para recomendar una visita, ya que la población ha mejorado bastante.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿EXISTE SAN MARTÍN DEL SELLA?

La serie televisiva de Antena 3 Doctor Mateo se emite los domingos por la noche y se desarrolla en un lugar con nombre ficticio tan poco conseguido como "San Martín del Sella". Los guionistas no se han roto mucho la cabeza, ciertamente. Por supuesto que la auténtica población no tiene ninguna relación con el río Sella. Lastres es un pueblo pesquero asturiano de lo más auténtico, con cierto parecido al archifamoso Cudillero.

Los que quieran conocer de primera mano esa población cantábrica la tienen muy a mano desde la autopista A-8 (gratuita en Asturias), ya que se puede acceder a ella a través de la salida de Colunga ( si se viene desde el Este ) o por la salida de La Venta del Pobre (procediendo desde el Oeste), a una media hora de Gijón y Oviedo. Desde Ribadesella son quince minutos.

Las posibilidades de aparcar un coche en Lastres se limitan al puerto, cuya bajada deberemos tomar si queremos estacionar. Lo de dar una vueltecita por el pueblo ya se pone un poco cuesta arriba…

TIEMPO DE MADREÑAS

Versión de madreñas en uso y con el tradicional complemento del pantalón de Mahón. Obsérvese el refuerzo metálico. Los tacos con goma adicional proporcionaban mejor suspensión.


Para mi son madreñes y no madreñas pero el caso es que el invierno es la época en la que son más útiles, sobre todo en zona rural, lo cual no quiere decir que no brinden un gran servicio durante el resto del año. Inicialmente el sistema es excelente como solución de movilidad en terrenos húmedos, encharcados y con barro o tierra. No se calzan directamente sobre el pie sino que previamente uno se pone las zapatillas y es entonces cuando nos ponemos las madreñas. Uno puede andar por su casa con las calentitas zapatillas y sale al exterior para vestir este curioso calzado de madera que normalmente se elabora a medida y que posée unos tacos que le proporcionan altura y aislamiento del suelo.

Versión fashion total con madreñas decoradas y limpias. Incluye escarpines (zapatillas) y calcetines de lana hechos a mano.


Dura…

MUSEO DE LA MINERIA. IMPRESCINDIBLE EN ASTURIAS.

Normalmente los museos son sitios donde exponen cosas que la gente va a ver porque no las tiene o porque no suele verlas habitualmente. Este caso es algo diferente.

El museo de la minería y la industria está situado en San Vicente, al lado de El Entrego, en el valle del Nalón, Asturias. Por cuatro euros que cuesta la entrada nos ofrece unas exposiciones interesantes y también un atractivo que encanta a los viajeros; se trata de una mina imagen, es decir, una mina simulada. No son pocos los que créen que se trata de una mina auténtica, dado el realismo de la reproducción. Sin duda es una de las visitas culturales más interesantes del territorio nacional, por su buen precio y el interés que despierta, sobre todo en los más pequeños, al penetrar en un pozo minero reproducido a la perfección, incluso con sonido. Por cierto que el recorrido por la mina incluye guía. El 100% de turistas con los que he hablado me han comentado que les pareció una actividad entretenidísima. Desde Gijón y Oviedo…